5 consejos para empezar el curso con buen pie

5 consejos para empezar el curso con buen pie

Volver a la rutina supone un verdadero desafío para padres e hijos. Te proponemos una serie de pautas para que la vuelta al cole sea más sencilla.

Con los últimos compases del verano, septiembre es tradicionalmente un mes que supone la vuelta a la rutina para todos. Pasadas las vacaciones, llega el momento de retomar el trabajo, el curso académico, las tareas domésticas o la vuelta a los entrenamientos, entre otras tareas. Generalmente, asociamos este periodo del año a una época poco atractiva, marcada por la adaptación que supone afrontar la realidad de nuevo.

Por evitar esto, te proponemos una serie de consejos útiles que te pueden ayudar a empezar el nuevo curso con actitud positiva y buen pie.

Consejos para tener un buen comienzo del curso escolar

Prioriza el ejercicio, la nutrición y el sueño

La práctica regular de actividad física contribuye al mantenimiento del buen estado general de la salud y el bienestar de tus hijos. La actividad física es a su vez una herramienta de prevención contra la obesidad en la población, también en el caso de los niños y los adolescentes. De hecho, es fundamental para evitar el sedentarismo.

A su vez, el ejercicio físico puede ayudarles a descansar y conseguir una mejor calidad del sueño. Muchos estudios han demostrado que el deporte favorece la relajación y la descarga de la tensión y nervios que a menudo acumulan entre semana, tanto los adultos como los niños y los adolescentes.

Durante los meses estivales, es normal que los horarios de las comidas cambien. Sin embargo, tras la vuelta al cole debemos retomar la rutina en todos los ámbitos. La alimentación es uno de estos hábitos saludables. Dejamos atrás el verano para recuperar las cinco comidas al día, las cenas tempranas y una estructura semanal de menús que simplifique la organización familiar de comidas.

Adapta los horarios domésticos al nuevo curso

En verano las familias cambian las rutinas de sueño. Intenta que los niños vuelvan a tener una hora para irse a la cama al menos una semana antes del inicio del curso escolar. Si no lo haces, el día que tengan que volver al colegio les costará mucho volver a madrugar. Los expertos coinciden en recuperar poco a poco los horarios fijos que tenéis establecidos durante el curso escolar.

5 consejos para empezar el curso con buen pie

Evita concentrar muchas tareas en poco tiempo

No debes saturar la agenda de tus hijos con demasiadas actividades extraescolares, especialmente si se trata de una carga que no se ajusta a los intereses y preferencias de los pequeños.

Más allá de la planificación de su tiempo libre, los niños deberían tener periodos de descanso regulares para poder relajarse. Los expertos aconsejan tener, al menos, uno o dos días de la semana libres de obligaciones extraescolares. De este modo, los niños adquieren un mejor control sobre su tiempo. Hacer una plantilla para el horario escolar y extraescolar, con el tiempo suficiente para realizar los deberes, pero también para jugar o descansar, será muy útil.

No dejes los preparativos para última hora

La sensación de falta de tiempo es un hecho bastante frecuente para muchos de nosotros. Rellenar la matrícula, comprar el uniforme, los libros, la mochila y el material escolar supone invertir unos cuantos días. Por eso, toda ayuda es poca. Nuestra recomendación es que reserves algunas tareas para que hagan tus hijos. Implicarles en el proceso les ayudará a ser más partícipes y responsables. Es una buena forma de aprender a planear una acción y llevarla a cabo.

Moderar el uso de pantallas y dispositivos electrónicos

Si bien los dispositivos móviles son una herramienta muy útil y beneficiosa para el aprendizaje, la comunicación y el entretenimiento también pueden tener efectos negativos en el desarrollo cognitivo, emocional y físico de los niños. Por eso, es clave usarlos con moderación.

Más allá de generar una adicción preocupante, el uso abusivo de tablets, ordenadores y teléfonos móviles puede generar problemas visuales, problemas auditivos, problemas de atención o problemas emocionales. Ante esto, no podemos ni debemos, suprimir este tiempo a cero, ya que canales como las redes sociales son también una fuente importante de socialización para ellos. Sin embargo, sí debemos educarles a moderar el uso de dispositivos y pantallas.

En este contexto, la vuelta al cole y las actividades extraescolares pueden ser una gran oportunidad para enganchar a los niños y niñas al deporte. El comienzo de un nuevo curso también supone adoptar nuevas rutinas que se mantendrán durante el resto del año.

Estos son solo algunas de las buenas prácticas que te pueden ayudar a retomar la rutina junto a tus hijos después de las vacaciones de verano. Intenta seguir una adaptación progresiva, fijaos pequeñas metas y permitíos hacer breves descansos los días previos al inicio del curso.

Reencontrarse con su grupo de amigos después de tres meses es una de las grandes motivaciones que animan a los más pequeños de la casa a retomar su rutina diaria. Para facilitar esta transición es importante que los padres puedan transmitir una visión positiva de lo que representa reanudar las clases. Aquí es fundamental transmitir ilusión por todo lo que está por venir: la oportunidad de aprender cosas nuevas, conocer a sus profesores o las excursiones que hará a lo largo del curso.

Artículos relacionados

equilibrio-babygym-hogar-deporte-niños

Gimnasia infantil: actividades para hacer en casa

Los ejercicios de estimulación son muy importantes para desarrollar las cualidades psicomotrices de los niños. Te proponemos una lista de actividades apta para niños de entre 1 y 6 años.

Senderismo con niños

Senderismo con niños: prepara una ruta divertida

A la hora de preparar una ruta de senderismo para hacer en compañía de los más pequeños de la casa, debemos planificar la salida con tiempo, prestando especial atención a los desniveles y las condiciones del terreno.